La encía retraída se trata de una patología que provoca, por diversas causas, la pérdida de encía, dejando expuesta la raíz del diente. Ocurre cuando las encías se contraen y, normalmente, lo primero que se siente es una mayor sensibilidad dental. Es posible que también notes que tus dientes parecen más largos o veas una marca donde la encía se une al diente.

Padecer de encías retraídas es muy común entre personas de cualquier edad (excepto en niños), ya que se puede producir por causas muy diferentes; desde el tabaquismo hasta los piercings bucales.

El principal inconveniente es que la encía no vuelve a crecer, pero se pueden realizar cirugías para tratarla.

Posibles causas de una encía retraída
  • Mala salud bucodental. Una de las principales causas de las encías retraídas es una mala salud oral. Es importante cepillarse los dientes de manera adecuada y revisar nuestra técnica de cepillado. El cepillado traumático que se realiza de manera enérgica o con demasiada dureza puede provocar que la encía se retraiga.
  • Mal posición del diente. Si una pieza dental se encuentra en mala posición o está sometida a presiones como el bruxismo, será más propensa a que la encía se pierda.
  • Enfermedades periodontales. Tanto la gingivitis como la periodontitis se producen por una acumulación de sarro que provoca daños en la mucosa y puede provocar la pérdida de la pieza dental.
  • Bruxismo. Apretar o frotar los dientes de tal manera que éstos se desgastan. Esta presión que se genera, también afecta a las encías haciendo que se retraigan.
  • Piercings bucales. Éstos afectan a las encías al estar en roce constante con ella. El impacto no sólo se genera en las encías, sino que también afecta al propio diente y a la cavidad bucal.
Tratamiento para la retracción de encías

Lo primero que hay que hacer antes de recurrir a un tratamiento quirúrgico es eliminar la causa que provoca la retracción, en muchas ocasiones no es suficiente y hay que recurrir a cirugía para tratar este problema.

Hay varios tratamientos para las encías retraídas, pero el más adecuado, es el injerto de encía. Este procedimiento, también llamado cirugía plástica periodontal, consiste en extraer tejidos de una zona blanca de la boca y cubrir parte de la raíz dental que había quedado expuesta.

En función del grado de recesión que presente el paciente es posible hacer diferentes tipos de injerto:

  • Colgajo movilizado coronalmente. Consiste en estirar las encías si éstas lo permiten (es recomendable para aquellos pacientes que conservan las papilas interdentales). Gracias a este tratamiento, tanto la pieza dental como las encías recuperan su apariencia natural sin recurrir a un injerto.
  • Coger tejido palatino. Es una de las técnicas más utilizadas si la encía no tiene suficiente masa para realizar el injerto, recurriendo en su caso al tejido del paladar.

Si tienes problemas de retracción de encías, no dudes en venir a visitarnos, te ofreceremos la mejor solución para que vuelvas a lucir tu mejor sonrisa.

Te esperamos en la Clínica Dental Arias Delgado. Calle del Corregidor Diego de Valderrábano, 19 piso 2ºE. Moratalaz. Barrio de la Estrella. Madrid.
O llámanos al 91 437 15 90.

PEDIR CITA

 

Llame al número: 91 437 15 90 – 680 351 083

Email: info@ariasdental.es

Horario: Lunes a Viernes 10:00 – 14:00 / 16:00 – 20:00

 

Clínica Arias Dental

Calle del Corregidor Diego de Valderrábano, 19 (piso 2ºE). Moratalaz. Barrio de la Estrella. 28030 Madrid.

 

Cómo llegar